Alcaldía Metropolitana impulsó debate sobre la "crisis económica en las escuelas"

Con la intención de articular ideas y propuestas que permitan impulsar la transformación social, la Alcaldía Metropolitana de Caracas dio inicio a la nueva edición de Foros de Ciudad, esta vez bajo la figura de “Encuentros Ciudadanos”, que se desarrolló en el boulevard de La Carlota, de la mano del Instituto Metropolitano de Urbanismo (IMUTC), como parte de la agenda de actividades previas que se están desarrollando para promover los 450 años del aniversario de Caracas, el próximo mes de julio.

Este primer encuentro abordó uno de los temas cruciales que afectan al país: “la Crisis Económica en las Escuelas”, en el que se tomó en cuenta el alto índice de deserción escolar producto de la escasez de alimentos y la precaria infraestructura en la que se encuentran algunas instituciones educativas que han sido olvidadas por el Gobierno nacional.

La presidenta del IMUTC, Zulma Bolívar, destacó que: “Lo más importante para la Alcaldía Metropolitana es que las comunidades sepan cómo actuamos y cómo pueden hacer para resolver sus problemas. Por ello, cada final de mes se estarán realizando estos encuentros que nos permita ayudarlos”.

Comentó que desde hace dos años han abierto estos espacios que han servido para el debate plural, el intercambio de pensamientos y la participación ciudadana.

En referencia al tema “Crisis económica en las escuelas”, que fue abordado junto a los vecinos de La Carlota, Bolívar presentó cifras alarmantes, entre ellas que casi la mitad de la población entre tres y cinco años de edad no tiene acceso a la educación y que uno de cada cinco jóvenes entre 18 y 24 años logra ingresar a la educación, según el resultado de la encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi), efectuada por las Universidades Católica Andrés Bello y Simón Bolívar. 

Pero, ¿Cuáles son las razones de este déficit escolar? Los factores son diversos, existe un 10%  que no asiste a las instituciones educativas porque no tiene qué comer ni en su casa ni en el plantel, otro 15% deja de asistir por huelgas, un 22% lo hace a consecuencia de apagones y un 30% no va a clases por problemas con el agua tanto en su vivienda como en el centro de enseñanza.

Ante este escenario, la presidenta del IMUTC hizo un llamado de consciencia al Estado venezolano: “no son las bolsas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) las que nos van a sacar de la falta de nutrición, lo lógico sería que cada ciudadano tenga la posibilidad de hacer sus compras y cubrir todas sus necesidades”.

Hablan los expertos

En la actividad participaron tres importantes especialistas: Maritza Landaeta, coordinadora de Investigación de la Fundación Bengoa, quien expuso sobre  la situación nutricional de los niños y destacó que desde el año 2013 a 2016 se registró un incremento del 12,6% en problemas generados por la malnutrición de la población infantil.

No obstante, Landaeta enfatizó que el 93% de los venezolanos manifestó que se les hace imposible satisfacer las necesidades alimentarias.

“En las escuelas vemos como está subiendo el porcentaje de desnutridos. La encuesta Encovi detectó que lo que ha caído en consumo son las proteínas de alto valor nutritivo como pollos, carnes y granos y han sido sustituidos por tubérculos formando un gran desequilibrio en las dietas”, apuntó.

Landaeta señaló que un niño que no esté bien alimentado se verá afectado para captar la educación, por lo que llamo a la población a emprender iniciativas con la que puedan ayudar “al de al lado”.

Por su parte, el secretario de Educación de la Gobernación de Miranda, Juan Maragall, destacó que la falta de estructuras para albergar a la población en edad de escolarización es una de las fallas que desde hace años atenta contra la calidad de la educación venezolana.

Maragall ofreció otras estadísticas muy relevantes, aseguró que de 800 mil a 1 millón de adolescentes no están asistiendo a las escuelas. “Hay falta de planteles, pues la población en las comunidades se ha incrementado y el país requiere de unas 3 mil nuevas instituciones”.

En los últimos 10 años no se ha construido ni siquiera 10 escuelas y aparte de ello, se necesitan mil nuevos liceos. En relación a los docentes, existe un exceso en el área de preescolar y primaria, mientras que en profesores especializados hay un déficit.

Maragall sugirió al Gobierno nacional implementar como política más eficiente, que los Clap sean distribuidos en las escuelas puesto que las alcaldías y gobernaciones están cerrando sus programas de alimentación por falta de recursos.

“Pareciera que el hambre vino a quedarse por mucho tiempo, por lo que es importante tomar iniciativas”, comentó.

El tercer ponente de este encuentro fue Francisco Abenante, de la Fundación “Barriga Llena Corazón Contento”, quien habló de la importancia de que el venezolano  tome una postura diferente para salir de la crisis.

Cabe destacar, que estas actividades impulsadas por la Alcaldía Metropolitana se estarán realizando cada último jueves del mes, a fin de que las comunidades participen y expongan sus preocupaciones y a la vez  puedan obtener respuestas y posibles soluciones de la mano de especialistas en la materia.